Las oficinas dog-friendly mejoran la productividad y reducen el estrés - Alba Benítez | CREC

Las oficinas dog-friendly mejoran la productividad y reducen el estrés – Alba Benítez

Cada vez más espacios de trabajo permiten entrar perros. ¿Es una moda pasajera o disponer de una oficina dog-friendly tiene algún beneficio contrastado? Todo parece indicar que se trata de la segunda opción 😉

Llevar al perro al trabajo es el sueño de muchas personas (¡sueño cumplido si trabajas en CREC Coworking, por cierto!). Pero aún son pocas las empresas que aceptan la entrada de animales, y todavía menos las que permiten a sus trabajadores llevar a sus perros asiduamente al trabajo.

Sin embargo, poco a poco, la opción de oficina dog-friendly gana adeptos. Y tiene una razón muy clara:

Los animales de compañía en el ámbito laboral reducen la ansiedad y aumentan la sensación de bienestar de los trabajadores.

 

Las oficinas dog-friendly mejoran la productividad y reducen el estrés

Fotografía de Alice Brazzit

 

Ventajas de tener una oficina dog-friendly

 

Hace años que, desde la Cátedra de la Fundación Affinity, estudian los beneficios de la convivencia entre personas y animales. Cuando se trata de identificar esos beneficios en el ámbito laboral, parece que no hay duda: los perros en la oficina mejoran el ambiente y reducen los niveles de estrés.

Vamos a repasar punto por punto lo que se ha descubierto hasta ahora:

 

1. Los perros en el entorno laboral hacen bajar el nivel de estrés de los trabajadores.

 

Algunos estudios científicos han comprobado que el nivel de cortisol (la hormona del estrés) en los trabajadores de empresas donde se permite llevar al perro es menor. O sea, que están menos ansiosos y estresados.

Lo mejor es que esa reducción de estrés beneficia no solo al propietario del perro sino también al resto de trabajadores.

 

2. Fomentan el “team building”.

 

Los mejores team builders ahora resulta que tienen cuatro patas. Y es que los perros son maravillosos facilitadores sociales. Su presencia genera conversación, aumenta la cooperación entre compañeros y promueve la comunicación entre las personas.

 

Oficines dog-friendly

Fotografía de Silvia Morés

 

3. Impulsan la creatividad y hacen aumentar la productividad.

 

Para ser creativos, necesitamos tiempo y espacio para pensar. Y eso es lo que facilitan los perros en el trabajo al obligarnos a hacer breves pausas durante la jornada laboral para pasearles, acariciarles o atender sus necesidades. Esos descansos son beneficiosos porque:

  • Disminuyen la fatiga visual.
  • Contribuyen a mejorar la concentración.
  • Permiten a la mente descansar y relajarse.

A consecuencia de todo esto, aumenta la creatividad y el rendimiento. ¡Claro!

 

4. Mejoran la conciliación familiar y disminuyen el sentimiento de culpa.

 

Quien tiene un perro y lo quiere, sufre al dejarlo solo en casa durante la larga jornada laboral. En algunos casos, la solución pasa por contratar un paseador, pero poder llevarlo al trabajo simplifica mucho las cosas. Además, la disminución del sentimiento de culpa reduce, también, la ansiedad y el estrés durante las horas de trabajo.

 

Les oficines dog-friendly milloren la productivitat i redueixen l’estrés

Fotografía de Silvia Morés

 

No a todo el mundo le gustan los perros

 

Una oficina dog-friendly puede parecer una idea fantástica cuando tienes perro y te apetece llevarlo contigo. Ahora bien, quizás no todo el mundo opine lo mismo.

Y es que no hay que olvidar que algunas personas pueden no sentirse cómodas cerca de un perro. A veces porque sufren alergia, otras porque tienen miedo, y en ocasiones porque, simplemente, no les gustan los animales.

Para evitar problemas, no está de más recordar lo que nos explica la veterinaria Gabriella Tami en este artículo:

Los perros deben estar en un espacio en el que no molesten a nadie y además deben ser perros con un buen comportamiento: aquellos perros que no muestran conductas agresivas hacia las personas, que saben hacer sus necesidades en la calle y que no ladran en exceso son los candidatos ideales para ir a la oficina. Además, los perros deberían estar adecuadamente desparasitados y no padecer problemas de salud contagiosos”.

En definitiva, que hay que aplicar la lógica: Si tienes un perro apto para llevarlo al trabajo, aprovecha la oportunidad. Por el contrario, si tu perro va a ser una fuente de problemas, valora si la opción más sensata es contratar un paseador y ahorrarte conflictos.

Alba Benítez

Alba Benítez

alba.bengar@gmail.com

Periodista y etóloga canina. Fundadora de SimiperroHABLARA.com, el site especializado en comportamiento canino referente en España. Trabajo para grandes marcas del sector del animal de compañía como Content Strategist y Brand Journalist.

No Comments

Deja un comentario

 
Call Now Button