Los 5 ‘Yo Nunca’ de una crecworker

Los 5 ‘Yo Nunca’ de una crecworker

“Nunca digas: de este agua no beberé, ni este cura no es mi padre”. ¡Cuánta razón tiene este refrán! La de veces que decimos NO a algo y acabamos cayendo, ¿verdad? Al menos a mí me pasa con muchísima frecuencia.

Mis últimos y más sonados “yo nunca” son:

1.- Yo nunca iré a un gimnasio.-

No lo entendí. Pensaba que para hacer abdominales, te quedas en casa. Y para correr, a la calle. Además, tenía la visión peliculera de la gente que va a un gym: chicos musculosos y chicas estupendas que van a lucirse.

ZASCA! Convencida por mi amiga Belén, probé a ir un día a ver el panorama y caí convencida desde el primer momento. Me encontré la mar de a gusto sudando la gota gorda en un lugar con muchas máquinas extrañas y lleno de gente de todas las edades, tipos y agilidades haciendo ejercicio a su rollo. Y si, es más cómodo estar 20 minutos corriendo en la cinta que ir por Barcelona sorteando semáforos.

2.- Yo nunca veré Juego de Tronos.-

Una serie desarrollada en el medievo (más o menos), con gente que se pelea, dragones y sangre a borbotones. Lo tenía todo para que solo al oír su nombre yo dijera muy convencida “Uy! En la vida se me ocurrirá verla!

ZASCA! Una casualidad de la vida me hizo ver 1 capítulo. Mi muy desarrollada vena friki hizo lo demás. Me enganché hasta tal punto que en pocos días ya había visto las 4 temporadas. Ahora cuento las horas para que empiece la 5 (y rezo para que nadie mate al “pequeño monstruíto”!).

3.- Yo nunca me aficionaré a la comida bio.-

Este ‘yo nunca’ tiene su razón de ser. Vivir 25 años en lugares donde la verdura y fruta que comes es directa del campo a la mesa, hace mucho. Pensaba que lo de ponerle la etiqueta ‘bio’ era cosa inventada para cobrar el doble.

Hasta que no me trasladé a la ‘gran ciudad’ y empecé a comprar esos sucedáneos de fruta y verdura a granel en el supermercado, no valoré realmente lo que llevaba comiendo toda mi vida: tomates sabrosos, lechugas verdes crujientes, naranjas con mucho jugo y berenjenas que no se ponen malas al 2º día en la despensa. Y, además, todo al alcance de cualquier bolsillo.

ZASCA! Me he aficionado a las frutas y verduras bio y a la comida ecológica en general. Y cada vez más, me gusta comer en lugares donde usan estos alimentos. Soy fan declarada de las cremas de verduras de nuestros vecinos del Seco. Y de las piadinas. Y de las hamburguesas. Y de las patatas que acompañan a las hamburguesas!

4.- Yo nunca curraré en un coworking.-

Cuando empezaron a conocerse en Barcelona los centros de este tipo, pensaba “Uy! Qué mala idea, esto no tiene futuro. ¿Quién en su sano juicio querría compartir espacio? Con lo bien que se trabaja sola desde tu despachito”.

ZASCA! Probé por casualidad esto de trabajar en un coworking y ahora no me sacan del CREC ni con agua caliente!. Para mí, que cuando no trabajo sola lo hago rodeada de abogados en ambientes muy serios (tirando a aburridos), me parece una maravilla currar cada día junto a el programador Fabio, tomarme un café con la generadora de contenidos Teresa, saludar a mi traductora favorita Begoña o echar unas risas con Vicenç, el único andragogo que conozco.

5.- Yo nunca volveré a decir “yo nunca”.-

Ya os contaré lo que duro 😉

¿Y vosotros? ¿Me contáis explicáis vuestros “yo nunca”?

La ablogada del Crec

Avatar

Marta Vázquez

martavazquez@crec.cc
No Comments

Deja un comentario

 
Call Now Button