Stop motion. Largo e interesante recorrido en el cine | CREC

¿Pero qué es el stop motion?

Stop motion¿Reconoces a los muñecos de la foto? Seguro que sí, son los protagonistas de la película Pesadilla antes de Navidad (1993), un filme -sin parangón por aquel entonces en el mundo de la animación cinematográfica– que caló hondo entre el público. La película se realizó con la técnica del stop motion  y acabó convirtiéndose en un clásico de este subgénero de la animación, en parte gracias a la marcada personalidad de su guionista y productor, Tim Burton.

No obstante, y hasta llegar a Pesadilla antes de Navidad, el stop motion ha tenido un largo e interesante recorrido en el cine. Su estreno en la gran pantalla sucedió en 1906 de la mano de La casa encantada (1906), pero se fue afianzando con películas como King Kong (1933) hasta llegar a otras más recientes como la saga de Wallace & Gromit, Los mundos de Coraline (2009) o ¡Piratas! (2012).  Sin duda alguna, el stop motion ha marcado nuestro imaginario común con imágenes tan potentes como la de King Kong en la cima del Empire State, o los magnánimos rugidos de los dinosaurios de El mundo perdido (1925).

¿Pero qué es el stop motion? Se trata de una técnica de animación que busca simular el movimiento de objetos estáticos mediante fotografiarlos en distintos instantes de una acción. Cuando se colocan todas las imágenes una detrás de la otra, se genera la misma sensación de movimiento que buscaba el praxinoscopio de Émile Reynaud, uno de los juguetes científicos que darían paso a la imagen en movimiento del cine.

El movimiento del stop motion se consigue trabajando fotograma a fotograma y cabe destacar que se trata de animaciones creadas a partir de imágenes de la realidad, no de dibujos que posteriormente son animados. Es decir, hablamos de dar vida a aquello que siempre ha adolecido de ella, tanto si son muñecos articulados, de plastilina u objetos como el dispositivo móvil con el que estás leyendo este post.

Existen diferentes tipos de stop motion; uno de los más habituales (todos recordamos la serie de televisión Pingu, por ejemplo) trabaja con figuras de plastilina, y recibe el nombre de claymation. Pero también se pueden usar objetos rígidos o incluso dar vida en stop motion a objetos que ya la tienen, como personas o animales, con el método de la pixilación.

Dar vida a objetos o muñecos no es complicado, es plausible, y el resultado es una animación original por su excepcionalidad. Recuperar la esencia y el poder del fotograma a fotograma es la máxima bajo la que comenzó el cine y la premisa con la que funciona el stop motion.

Avatar

Administrador general

info@crec.cc
No Comments

Deja un comentario

 
Call Now Button